Pedagogía

Así como un buscador de perlas se ata una piedra a la cintura para sumergirse y tomar la perla del fondo del mar, cualquiera que bucee en las profundidades de su propio ser con desapego puede obtener la perla del YO” Ramana Maharshi.

El Laboratorio bebe de las influencias de maestros como Stanislavski, Chejov, Meyerhold, Artaud, Brecht, Grotowski y el teatro hindú.

Nos replanteamos las relaciones entre el actor y el espectador y las del texto con el director de escena y el actor, así como la propia finalidad del teatro, la ética y la técnica del actor. Siguiendo a Brecht y a Artaud, radicalizamos el rechazo de lo literario en beneficio de lo teatral y adoptamos la revisión de los clásicos desde la óptica del mundo actual.

Pretendemos recuperar el “ser oculto” que subyace en la herencia cultural para encontrar nuevas formas de lo ritual. Consideramos necesario alcanzar la psique profunda del espectador y que descargue así su subconsciente de las emociones acumuladas en el espectáculo. Buscando que el actor/actriz alumno/alumna sea un arquetipo, un chamán, que fascina al público. Un actor que se conoce a sí mismo, se prueba y se controla con estricta disciplina y trabajo.

La escuela

Nuestro fin es que el alumno/a conecte con su esencia original, origen de todas las posibilidades expresivas.

Al igual que Grotowski, utilizamos técnicas para desbloquear y liberar el cuerpo de sus constricciones, no a cultivarlo. Se trata de un trabajo interno y más metafísico que técnico. Se crea así un lenguaje orgánico, alejado del raciocinio; todo el cuerpo sustenta la palabra del actor, pues no hay separación entre cuerpo y mente.

Principios

El Laboratorio está especializado en la enseñanza de la interpretación actoral: crítica teatral, textual, musical, canto, voz, yoga, dirección, observación de los procesos creativos y producción.